viernes, 31 de enero de 2014

Los suicidios crecieron un 11,3% en 2012, la tasa más alta desde 2005



  • No obstante, las muertes por accidentes de tráfico descendieron un 9,5%
  • Los problemas circulatorios siguen siendo la primera causa de muerte (30,3%)
  • En 2012 hubo en España 402.950 defunciones, un 3,9% más que en 2011
Ampliar fotoPorcentaje de fallecidos por suicidio y accidentes de tráfico sobre total de defunciones por edad. Año 2012
Porcentaje de fallecidos por suicidio y accidentes de tráfico sobre total de defunciones por edad. Año 2012INE
RTVE.es 31.01.2014 - 11:06h
En el año 2012 se produjeron en España 402.950 defunciones (197.030 mujeres y 205.920 hombres), 15.039 más que las registradas en 2011 (un 3,9% más). Este incremento se concentró en los meses defebrero y marzo, en los que murieron un 21,0% más de personas que en el mismo periodo del año anterior, según el Instituto Nacional de Estadística (ver .PDF).
Aunque las muertes por causas externas se redujeron un 1,6% en 2012, cabe destacar que el suicidio fue, de nuevo, la principal causa externa de mortalidad, ya que fallecieron 3.539 personas (2.724 hombres y 815 mujeres), un 11,3% más que el año anterior. La tasa de suicidios se situó en 7,6 por cada 100.000 personas (11,8 en los hombres y 3,4 en las mujeres), la más alta desde 2005.
De hecho, entre los hombres de 25 a 34 años, el suicidio fue la primera causa de muerte (17,8% del total). Dentro de ese grupo de edad, contando a las mujeres, se situó como segunda causa, tras los tumores, con el 15% del total de defunciones.
El dato es alarmante porque es la tasa más alta en los últimos siete años y porque su tendencia es ascendente. En 2011 se suicidaron 3.180 personas, 22 más que en 2010, pero 249 menos que en 2009. Son nueve personas al día.
El suicidio es la primera causa externa de defunción en España desde 2008, algo que también está directamente relacionado con la senda descendente de los fallecidos por accidentes de tráfico. En concreto, en 2012 murieron 1.915 personas, un 9,5% menos que en 2011.

Problemas circulatorios, primera causa

El grupo de las enfermedades del sistema circulatorio se mantuvo en 2012 como la primera causa de todas las muertes (responsables de 30,3 de cada 100 defunciones), seguida de los tumores (27,5) y de las enfermedades del sistema respiratorio (11,7). Las enfermedades del sistema nervioso, que incluyen al Alzheimer, fueron la cuarta causa.
A nivel más detallado, dentro del grupo de enfermedades circulatorias, las isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho,...) ocuparon el primer lugar en número de defunciones, aunque con un descenso del 0,2% respecto al año anterior. Le siguieron las enfermedades cerebrovasculares que aumentaron un 2,3%. Por sexo, las isquémicas fueron la primera causa de muerte en los hombres y las cerebrovasculares en las mujeres.
Entre los tumores, los responsables de una mayor mortalidad fueron el cáncer de bronquios y pulmón y el cáncer de colon (que aumentaron un 2,0% y un 0,7%, respectivamente). El primero fue el cáncer que más muertes causó entre los hombres. Entre las mujeres, el cáncer que más defunciones causó fue el de mama (aunque el total de muertes disminuyó un 0,4% respecto a 2011).
Las demencias causaron 16.361 muertes y se situaron como la sexta enfermedad entre las causas de muerte más frecuentes en España. El aumento de mortalidad por esta enfermedad (12,2%) fue el segundo mayor entre las principales enfermedades, tras la neumonía (13,7%).
Por la enfermedad de Alzheimer murieron 13.015 personas, un 9,3% más que en 2011 (y un 40,4% más en el periodo de febrero y marzo). Tanto en las demencias como en la enfermedad de Alzheimer cabe destacar la sobremortalidad femenina. De hecho, de cada 10 fallecidos por estas dos causas, siete fueron mujeres.

Repunte de muertes en febrero y marzo

En concreto, los dos grupos de enfermedades que experimentaron un mayor incremento fueron los trastornos mentales y del comportamiento, con un 12,2% más que en 2011 (dentro de este grupo se sitúan las demencias vasculares, demencias seniles y otras distintas al Alzheimer), y las enfermedades del sistema respiratorio, con un aumento del 12,1%.
Cabe destacar que las defunciones por causas respiratorias se incrementaron un 53,6% en los meses de febrero y marzo. Entre los motivos que explican el aumento de estas muertes se encuentra la epidemia de gripe, según el INE, que explica que en la temporada 2011-12 se presentó de forma más
tardía. 
El pico de máxima incidencia gripal se registró en febrero de 2012. La mortalidad por gripe tuvo una mayor incidencia en el grupo de 75 y más años, llegando a duplicar el número de fallecidos respecto al año anterior (175 casos). Aunque la gripe no es causa directa de un número elevado de defunciones, sí que puede contribuir a un agravamiento de otras enfermedades.
En estos dos meses también repuntó la mortalidad por algunas enfermedades del sistema circulatorio, como la insuficiencia cardiaca (29,6% más), las del sistema nervioso (36,5%) y las defunciones por demencias (42,8%).

Fallecimientos por edades

Por edad, la principal causa de muerte entre las personas de uno a 14 años y de 40 a 79 años fueron los tumores (con unas tasas de 3,2 y 314,8 por cada 100.000 personas de esos grupos de edad, respectivamente).
Entre las personas de 15 a 39 años el principal motivo de mortalidad fueron las causas externas (15,4 por cada 100.000 personas) y para el grupo de mayores de 79 años las enfermedades del sistema circulatorio (3.391,2 fallecidos por cada 100.000 personas).
La principal causa de muerte entre los niños menores de un año fueron las afecciones perinatales, con una tasa de 176,4 por cada 100.000 niños nacidos vivos.

Defunciones por comunidades autónomas

La evolución de la mortalidad entre 2011 y 2012 quedó marcada en todas las comunidades en mayor o menor medida por el incremento de defunciones en los meses de febrero y marzo, especialmente en las enfermedades respiratorias.
Las enfermedades del sistema circulatorio fueron la principal causa de muerte en todas las comunidades autónomas excepto en Canarias, Cantabria, Comunidad de Madrid, Comunidad Foral de Navarra y País Vasco, en las que fueron los tumores.
Las tasas brutas más elevadas de fallecidos por cada 100.000 habitantes en 2012 correspondieron a Principado de Asturias, Castilla y León, y Galicia. Las tasas más bajas se presentaron en las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta y en las comunidades autónomas de Canarias y Comunidad de Madrid.
Las tasas brutas de mortalidad son más elevadas en los territorios envejecidos ya que hay más defunciones por el efecto de la estructura de edad. Para corregirlo, se calculan las tasas estandarizadas que representan la mortalidad de la comunidad autónoma si todas tuvieran la misma composición por edad.
En este caso, las regiones con las tasas estandarizadas más elevadas serían las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta y las comunidades autónomas de Andalucía y Extremadura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario