viernes, 31 de enero de 2014

Vecinos de Lavapiés protestan contra el desahucio de un enfermo crónico

Vecinos y policía municipal se enfrentan en las calles del barrio madrileño tras el desalojo
Cuatro personas han sido detenidas por negarse a abandonar el domicilio 
Antonio padece una enfermedad crónica y su pensión de incapacidad es insuficiente para pagar el alquiler


El desalojo de Antonio, un hombre de 54 años con una enfermedad crónica e incapacidad permanente, se ha saldado con duros enfrentamientos entre policías y vecinos del barrio de Lavapiés de Madrid, que desde primera hora de la mañana se han concentrado para evitar el desahucio convocados por la Asamblea de Vivienda del centro de Madrid. Poco después de la una de la tarde, cuando el desalojo ya se había producido, la policía municipal ha comenzado a cargar contra los vecinos y activistas que continuaban concentrados alrededor de la vivienda.
Ver imagen en Twitter
Comienzan a cargar
Tras la carga, vecinos de Lavapiés se han enfrentado a los agentes hasta el punto de obligar a la policía municipal a abandonar la zona y desplegarse por el resto del barrio donde han continuado los incidentes.
Cuatro personas han sido detenidas acusadas de desacato y desobediencia a la autoridad por negarse a abandonar el domicilio tras la orden de la comisión judicial. Se trata de activistas y vecinos que habían acudido a la vivienda para acompañar a Antonio en el momento del desahucio. Según el ayuntamiento, tres policías han resultado heridos leves en los enfrentamientos posteriores al desalojo. 
El concejal de Izquierda Unida en Madrid Jorge García Castaño explicaba la situación poco antes de que comenzaran las cargas.

Antonio vivía de alquiler en una vivienda cuya mensualidad es superior a la pensión de incapacidad que recibe. A pesar de la oposición de los vecinos, la comisión judicial ha accedido a la vivienda de Antonio y ha llevado a cabo el desalojo. Según la Comisión de Vivienda de Madrid, Antonio se encontraba sin más alternativa que acabar viviendo en la calle.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario