viernes, 30 de mayo de 2014

La autopsia confirma la muerte por “asfixia” del trabajador de Armón, según CCOO

Published On: Mar, may 27th, 2014

http://www.asturiashoy.es/2014/05/


Los empleados del astillero de Gijón se han negado a entrar hoy en los tajos, hasta que no se garantice la seguridad

REDACCIÓN
Gijón, 27-05-2014.–
La autopsia ha confirmado que la muerte del  joven trabajador Agustín Garrido, en el astillero de Armón en Gijón, se produjo por “asfixia”,  ha manifestado hoy el secretario de política industrial de CCOO en Asturias, Manuel Pérez Uría, quien ha señalado que esta confirmación le ha llegado a través de “la familia” del fallecido y de “los compañeros de trabajo”.
Los trabajadores se han negado a entrar hoy en los tajos hasta que no se garantice la seguridad y las condiciones laborales.
Un aspecto de la manifestación.
Un aspecto de la manifestación.
Al parecer, como se adelantó ayer en algunas informaciones, la empresa trató de “acondicionar” el lugar del accidente tras la muerte del empleado.  “Cuando evacuaron el cuerpo limpiaron el tanque, pusieron luz y lo dejaron como una patena”, ha manifestado Uría.
Según las versiones más fiables, provenientes de los compañeros de trabajo  y de CCOO, el joven “se desplomó en el interior del tanque por la falta de oxígeno, cuando estaba soldando una tubería con argón” y tras perder el conocimiento fue socorrido por sus compañeros, que nada pudieron hacer ya por él cuando lo sacaron afuera.
Lentitud en la inspección de trabajo
Uría ha destacado también “la lentitud” con la que actuó “la inspección de trabajo”, que se presentó en el lugar del siniestro “varias horas más tarde”, cuando el escenario del accidente habría sido ya “retocado”.
Los trabajadores que hoy se han negado a trabajar han denunciado la  falta de seguridad por ausencia deextractores de humo, la deficiente iluminación y la ausencia de medidores de oxígeno de mano, entre una larga lista de carencias, a las que habría que añadir la realización de gran cantidad de horas extraordinarias, según puso de relieve Pérez Uría.
Todas estas condiciones laborales, de extrema penosidad, han sido las que han provocado la muerte de Agustín Garrido, según sus compañeros. A eso se suma el hecho de que el trabajador se encontraba solo “soldando” dentro de un tanque, cuando la normativa  laboral exige que al menos haya dos personas en un habitáculo de estas características.
Los sindicatos exigirán medidas
Pérez  Uría ha anunciado hoy que van a pedir una reunión  con el Instituto de Prevención de Riesgos Laborales de Asturias, así como con la dirección de la empresa y todas las subcontratas, “para que se ha un cumplimiento estricto de la normativa en materia de seguridad laboral”.
Mientras tanto, los trabajadores se mantienen firmes en su decisión de no entrar en los tajos. “No estamos dispuestos a seguir jugándonos la vida”, afirman con determinación. La muerte del joven Agustín Garrido ha sido un detonante para ellos, que tampoco se olvidan del otro compañero que falleció el pasado año en este mismo astillero. Ahora, la tensión es máxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario