jueves, 26 de febrero de 2015

Entretener a tu hijo para que no se acuerde de merendar: pobreza infantil en Euskadi

eldiario.es

Save the Children

el diario.es

“Cuando trabajas con niños y niñas en situaciones de exclusión, tu principal logro es conseguir formar parte de su rutina, que sepan que estás ahí y que mañana el espacio volverá a estar abierto para ellos”. Nerea, educadora de los programas de lucha contra la pobreza infantil de Save the Children en Euskadi.
Centro de Save the Children
Centro de Save the Children

Nerea forma parte del equipo de Save the Children que desarrolla los programas contra la Pobreza Infantil en Euskadi. Save the Children trabaja en España con más de 5.000 niños y niñas en sus programas de acción social, 400 de ellos en Euskadi. En nuestro trabajo diario vemos cómo las familias en situación de pobreza con las que trabajamos, tienen que recurrir a amigos, familiares cercanos o diferentes colectivos para salir adelante. Sabemos que el actual sistema de protección social no está ayudando a quienes peor lo están pasando.
Lucy es enfermera y tiene un niño de 8 años y una niña de un año y medio. Es camerunesa y lleva más de 10 años viviendo en España, desde hace 8 meses reside en Euskadi. “ Yo pensaba que teniendo estudios y siendo enfermera, podría salir con más facilidad adelante, pero ahora me encuentro con que tengo que vivir en una residencia, no tengo trabajo y cuido a mis hijos gracias a la ayuda de los demás. Cuando mi hijo sale del colegio nos vamos al Centro Cívico para que se entretenga y no se acuerde de la merienda porque no me llega, hasta la cena no puedo darle nada.”  
En Euskadi los últimos datos de la Encuesta de Necesidades Sociales publicada en noviembre de 2014, hablan de que un 16% de los niños y niñas están en situación de ausencia de bienestar real, concretamente, más de 55.000 niños y niñas viven en familias con problemas reales para cubrir todos los gastos que conlleva cubrir las necesidades básicas de los niños y niñas: educación, salud, nutrición, ocio y tiempo libre.
Todas las estadísticas coinciden en la tendencia de aumento de la pobreza infantil y el impacto que esto tiene en familias con hijos e hijas en Euskadi.
En Euskadi, entre 2012 y 2014, las situaciones de pobreza entre menores de 14 años ha avanzado a mayor ritmo que en el resto de la población. La tasa de pobreza de menores de 14 años aumentó de 7,3% en 2008 a 9,5% en 2012 y 11,2% en 2014, situándose en niveles más de dos veces superiores a los de la población mayor de 14 años.
También entre 2012 y 2014, la pobreza se incrementa de forma significativa entre parejas con hijos e hijas. En 2014, este tipo de familias concentra más de la mitad (51,9%) de las situaciones de pobreza en Euskadi.
Maite, separada y madre de una niña de 6 años, ha tenido que dejar su casa al  no poder hacer frente a los gastos de alquiler y ahora comparte piso. Le han suspendido la renta de garantía de ingresos y está pendiente de que le concedan la beca de comedor de su hija: “ El problema es que la beca tardan un tiempo en concedértela y mientras tanto, tienes que adelantar tú el dinero… Ahora estoy trabajando pero son trabajos que tengo que compatibilizar con el cuidado de mi hija, y no es fácil”.
Los niños y las niñas se han visto desproporcionadamente afectados por los recortes en presupuestos sociales, de salud, educativos y la disminución de las prestaciones familiares. Esta situación, supone una vulneración de sus derechos y coloca, a 55.000 niños y niñas en Euskadi, ante una situación de desigualdad indiscutible.
En Euskadi, el sistema vasco de garantía de ingresos juega un papel fundamental a la hora de amortiguar los efectos de la crisis económica en las familias con hijos e hijas menores de edad a su cargo. Gracias a este sistema, la situación en Euskadi, es sensiblemente mejor al resto del Estado, pero no es tan buena si la comparamos con otros países europeos.  El SIIS Centro de Documentación y Estudios describe que, en lo que se refiere a políticas familiares y de apoyo a la infancia, el gasto en protección social que se realiza en Euskadi está mucho menos orientado a la protección de familias con hijos e hijas a su cargo que en los demás países de la UE15.
Desde Save the Children consideramos urgente poner en marcha políticas que vayan más allá de asegurar los ingresos de las familias como: servicios de atención infantil, programas de apoyo educativo dirigidos al alumnado más desfavorecido, medidas para la conciliación laboral, etc.
Dentro de menos de 100 días tendrán lugar las Elecciones Municipales y Forales,primera piedra de toque para las políticas de infancia en Euskadi, antes de las Elecciones Generales de otoño de 2015 y antes de las elecciones al Parlamento Vasco que tendrán lugar en otoño de 2016.
Nos encontramos en el momento de alzar la voz y de exigir a nuestros representantes políticos que se destinen los recursos suficientes para acabar con la pobreza infantil. Es el momento de invertir en infancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario