jueves, 26 de febrero de 2015

"Hay que llegar al final del Caso Blasco para dejar clara la dignidad de las ONG"


Este martes el Tribunal Supremo celebró la vista oral para atender a los recursos contra las condenas a nueve personas por malversar fondos de cooperación
La Coordinadora de ONGD valenciana, personada como acusación popular, reconoce haber tenido que destinar esfuerzos para que la sociedad no les involucrase con la trama
El fiscal ha pedido la ratificación de la pena de ocho años de cárcel al exconseller valenciano de Solidaridad y Ciudadanía Rafael Blasco
Coordinadora de ONGD de Valencia pide ante el TSJCV la devolución de fondos de cooperación en una concentración en enero de 2014/ Rafa Sánchis
Coordinadora de ONGD de Valencia pide ante el TSJCV la devolución de fondos de cooperación en una concentración en enero de 2014/ Rafa Sánchis

"Nuestro miedo era también que se estuviese confundiendo este caso de corrupción con la realidad de la cooperación valenciana", confiesa Carles Xavier Lopez, presidente de la Coordinadora de ONGD Valenciana. Después de que la Fiscalía solicitase la ratificación de la condena al exconseller, Rafael Blasco, por malversación de fondos destinados a la lucha contra la pobreza, la agrupación ha destacado la gravedad del caso: "Hay que llegar hasta el final para dejar clara la dignidad de la gente que trabaja en el desarrollo".
Acercar el agua potable a cerca de 180 personas de Nicaragua y ayudar a unas 40 familias (unas 203 personas) a mejorar el reparto de los cultivos, eran los supuestos objetivos de las subvenciones concedidas por la Generalitat en 2008 a la Fundación CYES para Nicaragua y que fueron utilizadas para la compra de pisos en Valencia por valor de casi un millón de euros. Estos hechos se están juzgando en una de las tres piezas que componen el Caso Blasco, la única de las tres que ya cuenta con una sentencia.
" Cualquier caso de corrupción es alarmante. Pero utilizar el dinero de la lucha contra a pobreza en un país como Nicaragua para el enriquecimiento personal por una trama realizada desde el Gobierno valenciano es de lo más sangrante. A nivel ético es repugnante, es de una gravedad incuestionable", afirma López, tras la vista del Tribunal Supremo donde la Fiscalía ha solicitado la ratificación de la pena de ocho años de cárcel al exconseller valenciano de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco.
Desde el estallido del escándalo, han depositado buena parte de sus fuerzas en que "la ciudadanía conociese que todo esto es ajeno a nuestro mundo. Es una trama de malversación de fondos que nada tiene que ver con las ONG, sino con la corrupción del Gobierno valenciano". En este sentido, reconoce el temor hacia la desconfianza que este caso podría generar en la sociedad.
" En un contexto de un recorte del 95% de la política de cooperación valenciana, y del claro inclumplimiento de la cooperación de la Comunidad —mientras obliga a destinar el 0,7% de sus presupuestos a ayuda al desarrollo, no supera el 0,018%—, el Caso Blasco podría provocar confusión en la sociedad. La primera sentencia demuestra que es un caso que implica a un conseller vasco, a su cúpula directiva, a un empresario y a organizaciones que no tenía que ver con el mundo de la cooperación", afirma el presidente de la agrupación de ONG valencianas.
La Coordinadora de ONGD valenciana está personada en la causa desde octubre de 2012. Necesitaban estar presentas, apuntan, para dejar clara su posición de repudia hacia este "insulto" hacia la política de desarrollo valenciana. Con este fin, pusieron en marcha un proceso de recaudación de fondos colectivo para hacer frente a los gastos judiciales. "Hemos tenido un apoyo ciudadano muy digno", apunta Carles Xavier López.
Su personación tenía objetivos múltiples: "Aportar nuestra especialización en cooperación para que se haga justicia sin impunidad, rehabilitar la dignidad de la Cooperación al desarrollo y el trabajo de organizaciones que llevamos trabajando durante años por la justicia y la solidaridad", describen a través de un comunicado.
Otra de sus metas primordiales era la "restitución de los fondos defraudados" para la lucha contra la pobreza y la cooperación al desarrollo. Para ello están inmersos en la campaña Caso Blasco para exigir que el dinero desviado retorne adonde debería haber llegado. El Gobierno valenciano, indica la Coordinadora, todavía no se ha comprometido a compensarlo.

Un caso divido en tres piezas

Primera pieza: Sobre las primeras subvenciones otorgadas a Fundación CYES para proyectos en Nicaragua. Pieza con sentencia en el Tribunal Superior de Justicia de Valencia pendiente de resolución de recursos en el Tribunal Supremo. La vista oral en el Tribunal Supremo se celebró este miércoles y el fiscal ha solicitado la ratificación de la pena de ocho años de cárcel para Rafael Blasco.
Segunda Pieza: Sobre el desvío de fondos en diferentes proyectos en los años 2009 al 2011 en Guinea Ecuatorial, Camerún, Mauritania, República Dominicana y El Salvador.
Tercera Pieza: sobre las irregularidades en el proceso de adjudicación de los estudios previos y construcción del Hospital de Haití, que iba a ser el proyecto institucional de la Generalitat Valenciana tras el terremoto que sufrió el país en enero de 2010.
Fuente: Coordinadora de ONGD Valenciana

No hay comentarios:

Publicar un comentario