jueves, 26 de febrero de 2015

las “mentiras en diferido” de Cospedal

Los jueces declaran nula la clausura de una escuela pública que Cospedal jura no haber cerrado


http://www.elplural.com/2015/02/26/

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla la Mancha (TSJCM) vuelve a poner en evidencia las “mentiras en diferido” de la presidenta del Gobierno regional

“En nuestra comunidad autónoma no se ha cerrado (ni) una escuela pública; es más, se han abierto escuelas públicas que había que construir o terminar de construir porque los niños estaban yendo a clase en condiciones muy deficientes o yendo a clase en barracones” (sic). Declaraciones realizadas en la mañana el 6 de febrero de 2013 por la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal. Y como prueba de lo escrito, ahí va la ratificación sonora.
Pues bien, el Tribunal Superior de Justicia de la región que gobierna la también secretaria general del PP ha puesto en evidencia, por enésima vez, las mentiras en “diferido y simuladas” de la lideresa manchega emitiendo una sentencia en la que declara nula la clausura de una escuela pública que Cospedal juró en su momento no haber cerrado, como queda patente en el citado corte sonoro. Y como confirmación de lo dicho, ahí va la sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Alto tribunal castellanomanchego que preside el magistrado José Borrego López a la que ha tenido acceso ELPLURAL.COM (ver sentencia).
Cierre “contrario a derecho”
Sentencia que estima el recurso presentado en su día por el ayuntamiento conquense de Cañizares contra la resolución de la Consejería de Educación que obligó a cerrar la escuela rural de la pedanía de Puente Vadillos, por ser “contraria a derecho”, ya que en el momento de dictarse esta orden, esta escuela rural tenía un total de 12 alumnos matriculados, uno más que el mínimo exigido. Capricho de Cospedal que propiciaba el despoblamiento de esta castigada zona de la Serranía conquense donde los duros inviernos, con grandes nevadas y hielos continuos, dificultan seriamente la circulación por sus carretas, por las que esta docena de niños de entre 3 y 12 años tenían que transitar en autobús para asistir a clase poniendo en serio peligro su integridad física, argumentos que los padres expusieron al Gobierno de Cospedal sin que ésta les escuchara y se permitiera el lujo de asegurar que el citado centro escolar permanecía abierto.
Vulneraron su propia normativa
Los jueces de la Sala entienden que con fecha 17 de abril de 2012, dos meses antes de dictarse la orden, el colegio tenía 12 alumnos escolarizados, “lo que exigía a la Administración educativa el mantenimiento del servicio educativo, debiendo fundamentar de manera sólida y concluyente” que la previsión de alumnos del centro para el próximo curso en el que entraría en vigor la resolución de cierre “no se iba a cumplir, más allá de un juicio de hipótesis”. De este modo, explica el TSJCM que la decisión “no queda debidamente racionalizada ni suficientemente fundamentada”, y esta decisión de cerrar el centro “ha de ser reputada como antijurídica, con anulación del acto y estimación del recurso” del Ayuntamiento de Cañizares.
Emiliano García-Page, líder del PSOE en Castilla-La Mancha, en su visita al colegio rural Los Sauces.
Emiliano García-Page, líder del PSOE en Castilla-La Mancha, en su visita al colegio rural Los Sauces.
Acta notarial de García-Page
Pero no solo Cospedal mantenía su palabra de no “haber cerrado ninguna escuela”, también en el PP, incluido el curioso presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto, provincia seriamente afectada por los recortes llevados a cabo por el Gobierno de Toledo. Tanta era la insistencia, que el secretario general del PSOE y futuro presidente de Castilla-La Mancha, según las encuestas, Emiliano García-Page, se desplazó  hasta la escuela que los populares negaron haber clausurado  y se hizo una famosa foto que dio la vuelta a toda la región. El líder socialista ponía en evidencia a Cospedal y a los suyos y levantaba acta notarial de las mentiras de su contrincante política.
CC OO también denunció el cierre
Como recogió en su momento el digital dclm.es, el PSOE no fue el único partido o colectivo social que denunció la situación. Comisiones Obreras también alertó de las supresiones de plazas de docentes de educación primaria y secundaria para el curso 2014-2015 que sumaban en la provincia de Cuenca 22 plazas menos. Así denunciaban la pérdida de casi 900 docentes y un total de 32 escuelas rurales, mientras aseguraban que se cerrarían otros cuatros centros escolares. Ahora, quiera o no Cospedal, jure o prometa todo lo contrario, el caso es que 36 escuelas rurales se han cerrado en esta provincia a la que la presidenta parece tener cierta inquina, ya que de otra forma no se entiende su afán por desmantelar el Estado del Bienestar en este despoblado y olvidado territorio. Y como prueba de que Cospedal cerraba y clausuraba escuelas públicas, ahí va la sentencia del mismo tribunal, de la misma sala, en la que avala la clausura del centro de la localidad de Castillo de Garcimuñoz, ya que según explica en el momento de la orden solo tenía cinco alumnos matriculados. En este caso, asegura la sentencia, la Consejería de Educación “obró dentro de un marco legal que marcaba el proceso de planificación educativa y racionalización del servicio”. ¿Había o no cierre de escuelas públicas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario