jueves, 26 de febrero de 2015

Posada disculpa a Villalobos por jugar al Candy Crush: "Ni me ha dado explicaciones ni se las voy a pedir"

  el diario.es

El presidente del Congreso reconoce que la tarea es "absorbente" y que él no lee ni el periódico cuando está al frente de la Cámara
"Yo no le pido explicaciones a la vicepresidenta ni tiene por qué dármelas". Esa ha sido la respuesta del presidente del Congreso, Jesús Posada, después de que a su número dos en la Cámara, Celia Villalobos, se la grabara jugando al Candy Crush en su tableta mientras presidía el debate sobre el estado de la nación.
Posada no ha querido desautorizarla y ha reconocido que eso es dificíl que le pase a él porque no sabe cómo "manejar esos aparatos". Aun así, ha declarado que la tarea de presidir la Cámara es "absorbente" y "no conviene hacer otra cosa" a la vez.
Aunque Posada no tenía ningún entusiasmo por hablar del asunto, los periodistas lo han rodeado en el pasillo. Parece una invasión", ha comentado con Vicente Martínez-Pujalte antes de rendirse. Ya ante los micrófonos y las cámaras, Posada ha defendido que Villalobos estaba presidiendo el debate en ese momento porque él había salido para hacer unas llamadas.
Ella dirá lo que considere oportuno, ha empezado. Cuando se le ha informado de que Villalobos había asegurado estar leyendo la prensa y no jugando, Posada se ha escurrido con que "el tema de los detalles lo tiene que contar ella".
A pesar de no "manejar esos aparatos", Posada sí ha dicho que presidir la Cámara no es compatible con hacer nada más a la vez para moderar bien el debate. Por eso ha explicado que en cuanto accedió al cargo dejó de leer los diarios, como sí hizo durante años cuando era un diputado de a pie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario