viernes, 17 de febrero de 2017

Benévola sentencia para Urdangarin y la Infanta Cristina (José Yoldi aventura que el marido de la infanta no irá a la cárce)l

SENTENCIA DEL 'CASO NÓOS' / NO ES PROBABLE QUE EL MARIDO DE LA INFANTA INGRESE EN PRISIÓN

https://www.cuartopoder.es/acotadeperiscopio/2017/02/17/benevola-sentencia-urdangarin-la-infanta-cristina/1443

JOSÉ YOLDI | Publicado:  - Actualizado: 15:00

Iñaki Urdangarin y Cristina de Borbón
Iñaki Urdangarin y Cristina de Borbón, a su llegada a una de las sesiones del juicio. / Efe
El matrimonio formado por los ex duques de Palma, Iñaki Urdangarin y Cristina de Borbón han recibido fantásticas noticias de la Audiencia de Palma. Él ha sido condenado a seis años y tres meses de prisión, pero la fiscalía le pedía 19 años, penas más acordes con la gravedad de los delitos que, según el tribunal, cometió, entre ellos prevaricación continuada, falsedad y malversación de caudales públicos. Sin embargo, la pena más grave que le corresponde se eleva a dos años y ocho meses, por lo que teniendo en cuenta que presentará recurso ante el Tribunal Supremo, no es probable que ingrese en prisión. Ella ha sido absuelta de cualquier delito, aunque la sentencia estima que se lucró con las tropelías cometidas por su marido. Por ello, en calidad de responsable civil a título lucrativo deberá responder hasta 265.088,42 euros. Como en diciembre de 2014 ya consignó una cantidad superior, la justicia tendrá que devolverle ahora el exceso.
Hay que reconocer que Mariano Rajoy ya dijo en 2014, tras una reunión con el rey Juan Carlos, con el entonces ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón y el fiscal del Estado que “a la Infanta le irá bien”. Y, curiosamente ha acertado. Lejos queda la jurisprudencia del Supremo para casos similares o la condena de Isabel Pantoja.
Peor le ha ido la fiesta a Diego Torres, aunque tampoco demasiado mal. La suma de penas que le han correspondido alcanza los ocho años y seis meses. Los mismos delitos que Urdangarin, pero en este caso la pena máxima es de tres años de prisión. En principio, y como también recurrirá al Supremo, es difícil que ingrese en prisión. La multa que le han impuesto asciende a 1.723.843 euros, frente a los 512.500 euros que han fijado para Urdangarin.
El ex ministro y ex presidente de Baleares, Jaume Matas, que pactó con la fiscalía, ha sido condenado a tres años y ocho meses por delito continuado de prevaricación en concurso con falsedad y malversación de caudales públicos, y también por fraude a la Administración. La Audiencia de Palma, con su primera condena ya le obligó a ingresar en prisión por haberse prevalido del cargo. Habrá que ver si mantiene su criterio o lo adapta al de los restantes condenados.
El tribunal, como en el caso de la Infanta, ha absuelto a Ana María Tejeiro, la esposa de Diego Torres –hubiera sido clamoroso que la hubieran condenado por conductas similares– y otros nueve de los procesados, entre ellos el vicealcalde de Valencia, Alfonso GrauMercedes Coghen, o los cuñados de Diego Torres, que también pactaron con la fiscalía.
El tribunal ha condenado a Manos Limpias a satisfacer la totalidad de las costas del juicio que corresponden a Cristina de Borbón y el 50 por ciento de las causadas a Ana María Tejeiro. Manos Limpias era la única acusación que pedía prisión para la Infanta y la Sala ha considerado que su participación en el proceso con respecto a la hermana del rey no solo no ha servido para nada, sino que no se han aceptado ninguna de sus tesis.
La sentencia no ha causado una gran sorpresa en medios jurídicos. Lo cierto es que en 2006, el Rey envió al Conde de Fontao a advertir a Urdangarin que cesase toda la actividad de Nóos, que estaba captando dinero público, que se repartía con su socio Diego Torres. En 2011, la Casa Real calificó de conducta poco ejemplar la del marido de la infanta Cristina, y en diciembre de ese mismo año, el Rey dijo en el discurso de nochebuena que la justicia es igual para todos. Pero, a pesar de que Felipe VI revocó el nombramiento de duques de Palma a su hermana y su cuñado, nunca se pensó que un tribunal pudiera condenar a la Infanta. Lo cierto es que Cristina de Borbón llegó a decir al finalizar el juicio de Palma que quería abandonar España para siempre. Alegó que le habían prometido que no pasaría nada, que nunca sería llamada a declarar y lo fue; que nunca se sentaría en el banquillo, y se tuvo que sentar; que le sería aplicada la doctrina Botín, y tampoco fue así. Ella, que se comportó como una imputada más, contestando cientos de veces que no recordaba o que no sabía nada de lo que se le preguntaba; que firmó como arrendadora y como arrendataria el alquiler de una parte de su casa para desgravar gastos, que pagó en negro a algunos de sus empleados, ha sido finalmente absuelta. Y esa resolución no hay quien la mueva. Todavía es posible que el Supremo rebaje las condenas a su marido, pero ella ha quedado libre y absuelta para siempre, aunque su conducta no haya sido todo lo ejemplar que por su condición familiar se le exigía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada